Inglés - Francés - Portugués  
Grupo Alfonso Gallardo> A.G. Energías Renovables > Noticias > Noticias

Noticia

El Grupo Alfonso Gallardo pone en marcha una planta piloto para cultivar microalgas que se alimentan de CO2 y producen biodiésel

Jerez de los Caballeros, julio de 2010


Siderúrgica Balboa, empresa perteneciente al Grupo Alfonso Gallardo, ha instalado en la cubierta del Tren de Laminación una planta piloto, "fotobiorreactor", para cultivar microalgas que se alimentan de los gases residuales de la planta y producen biocombustibles.


Es la segunda fase de un amplio e importante proyecto de investigación, pionero en Extremadura, que comenzó hace dos años con la búsqueda de microalgas compatibles y mayores absorbedoras de CO2 y que está desarrollando el Grupo Gallardo junto con Fundecyt, el Centro de Investigación Agraria "La Orden" y la Universidad de Extremadura.


Según Raúl Rodríguez, Director del Departamento de Medio Ambiente e I+D del Grupo Gallardo, "esta planta piloto es el último paso para conseguir unos resultados realistas sobre la viabilidad de implantar esta revolucionaria técnica para eliminar CO2 y producir biocombustibles en una instalación industrial".


El sistema reduce las emisiones contaminantes de la actividad industrial ya que las microalgas se alimentan del CO2 y NOx de los gases de proceso y, junto con la luz solar y las aguas residuales de la planta, son capaces de crear materia orgánica utilizable para producir biocombustibles.


El principio de funcionamiento del fotobiorreactor para el cultivo de las microalgas se asemeja a una placa solar en la que una lámina de agua sirve de medio para el cultivo. Aquí se añaden nutrientes y se burbujean los gases residuales para propiciar el desarrollo y la multiplicación de las algas.


VENTAJAS

Las ventajas que presenta el sistema desarrollado en el Grupo Gallardo son múltiples. Además de generar aceites para la producción de biodiésel, las microalgas son capaces de fijar el CO2 de los gases residuales con lo que se minimiza el impacto de las instalaciones en el cambio climático.


Otra de las virtudes de estos sistemas de producción ecológica de aceites radica en que no compiten con los métodos de agricultura tradicionales ya que no necesitan suelo agrícola para su desarrollo y su producción puede ser constante con lo que se evita la temporalidad y los estocajes. Asimismo, el resto de materia orgánica no oleaginosa puede tener utilidades como abono agrícola biológico por su alto contenido en Nitrógeno.


En opinión de Rodríguez, ésta es una tecnología muy novedosa cuya carrera por su investigación está siendo especialmente reñida "el sistema puede convertirse muy pornto en la fórmula imprescindible de los sistemas de producción de biocombustibles".


El proyecto de investigación también contempla la construcción de un conjunto de fotobiorreactores a escala semindustrial en las inmediaciones de alguna de las plantas que el Grupo Gallardo tiene en Extremadura, inclusive en Refinería Balboa, que reúna las mejores condiciones de emisiones y aguas para el desarrollo de las algas.


Imagen de la planta piloto donde se cultivan las microalgas ubicada en la cubierta del Tren de Perfiles de Siderúrgica Balboa.



Fuente: Nota de Prensa

Fecha publicación: 16-07-2010

< volver

 

© A.G. Energías Renovables -   Aviso Legal  - Protección de datos  - Política de cookies